Tubos estructurales

Los tubos estructurales aportan fiabilidad y resistencia y presentan algunas ventajas sobre los perfiles estructurales clásicos o vigas. Debido a que tienen una forma cerrada y tienen un peso inferior, se comportan mejor al enfrentarse a esfuerzos de torsión y pandeo. Son fáciles de montar y se pueden unir mediante soldaduras simples. Pueden recibir multitud de tratamientos protectores, como el galvanizado, el granallado y pintado.

Tubos de precisión

Los tubos de precisión son tubos que se fabrican bajo las Normas EN-10305-3 para tubos redondos y EN-10305-5 para cuadrados y rectangulares:
Acabado: S 1 – negro; S 2 – decapado; S 3 – laminado en frío; S 4 – galvanizado.

Tubos de conducción

Son tubos que se fabrican bajo la norma EN 10255 utilizando materia prima con la calidad S 19 , disponibles tanto en negro como en galvanizado. Estos tubos ofrecen una enorme resistencia mecánica, comportándose mejor frente a esfuerzos de torsión, presión, compresión, etc.. Además, tienen bajos coeficientes de dilatación y una temperatura de fusión elevada, lo que los hacen idóneos para resistir altas temperaturas y el fuego. Existen diferentes tipos y series de tubos de conducción en función del espesor, tanto con soldadura como sin soldadura.